Mes: abril 2016

Quirihue y sus maravillosos colores otoñales

Posted on

Primero que nada, queremos agradecer la impecable manera de cómo nos recibieron en esta comuna rural. La comunicación que tuvimos con el Departamento de Cultura de la Ilustre Municipalidad, en este caso con el jefe de Cultura Leonardo Crisostomo es un ejemplo como debería ser en todas partes. Realmente nos apoyaron desde el principio en todas las gestiones para que pudimos concentrarnos en nuestro trabajo de presentar la obra ‘Otra Dimensión’ para la comunidad y en diferentes escuelas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tierra de los vientos, o mas conocido como: Quirihue, es donde quedamos una semana. Nos estuvimos alojados en el internado mixto en lo cual fuimos muy bien recibidos, gracias al señor Wilson y todos sus colegas que hace que el lugar es muy acogedor. Ademas las tías que trabajan en la cocina preparan muy ricos almuerzos, gracias a todos por habernos apoyado en nuestro proyecto!

Circo Marionetas se presentó en dos escuelas dentro la comuna. El viernes 22 de Abril fuimos a una escuela rural llamada Santa Elena en donde actualmente quedan sólo diecisiete alumnos. Fue una experiencia hermosa con puras caritas felices. Para la comuna de Quirihue nos presentamos la obra en el teatro municipal el domingo 24 de Abril en la tarde. Una gran oportunidad para la compañía, la cual lo disfrutamos al máximo. La sala estaba prácticamente llena de gente y se escuchaba muchas carcajadas del público durante la obra. La entrada fue liberada, sin embargo pedimos un aporte voluntario, lo cual nos ayuda para seguir trabajando de esta forma. El lunes 25 Abril terminamos en la escuela ‘El Llano’, mostrando las marionetas a mas que cien alumnos en el patio soleado en la tarde. Fue magnifico y los niños estaban contentísimos y alegres por ver algo nuevo que nunca antes habían visto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es por eso que nos esforzamos, viajando en bicicleta de pueblo en pueblo, para que los niños tengan contacto directo con el arte, para que ven un mundo diferente y para despertar su propia creatividad. ¿Queremos un mundo mejor? Entonces hay que empezar a construir uno! Es la misión de la Caravana Mágica – Arte y Cultura para todos. ©Ave Porteña

Anuncios

La semana de Cobquecura

Posted on Actualizado enn

Cobquecura – Pan de Piedra (Mapudungun) era el lugar que escogimos para buscar un techo para pasar el primer frente otoñal de lluvia. Nos demoramos dos días en llegar, ya que el tramo desde Chanco era bastante largo, es decir: casi setenta kilómetros. La noche antes de llegar a nuestro destino pasamos en Tregualemu, una aldea al lado de la costa. Abajo de los arboles con vista al mar encontramos un lugar para hacer fuego y una mesita de madera, es decir: un quincho improvisado, sin embargo, muy lindo y perfecto para el campamento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El próximo día nos levantamos temprano para seguir a Cobquecura, en donde al final no llegamos en bicicleta, sino en camioneta. Unos once kilómetros antes de llegar, en el pueblo de Buchupureo, se quebró el eje de una rueda de la bicicleta de Rodrigo y por esa razón no pudimos seguir avanzando. El lugar donde quedamos parados era bastante bonito y agradable. Hubo un pequeño estacionamiento al lado del camino con un acceso a una playa donde, a la distancia unos pescadores estaban reparando las mallas. El sol nos dio justo un poco de calor para no pasar frío mientras esperábamos. Contemplamos el momento y la situación, y luego decidimos a intentar a hacer dedo hacia Cobquecura. Y nos resultó casi de inmediato, por ende, supimos que los dioses estaban con nosotros. Después de unos veinte minutos paró una camioneta en donde pudimos subir nuestras bicicletas y los carros de arrastre. Un padre y su hijo, ambos llamados Gabriel, nos dejaron en la plaza de Cobquecura en donde les agradecimos mucho por su gesto de habernos llevados.

Pronto, casi de inmediato, encontramos un caballero llamado Don Bernardo, un maestro de bicicletas quien nos ayudó a reparar el eje, y luego seguimos buscando un lugar para quedarnos para varios días. Nos costó un poco, sin embargo, siempre supimos que nos íbamos a encontrar algo bueno en Cobquecura. Y así fue, después de habernos dados unas vueltas por el pueblo, tocamos el timbre del Bed&Breakfast La Loberia (Residencial), donde explicamos nuestro proyecto Caravana Mágica y fuimos recibidos de una forma excelente e impecable. El lugar es realmente espectacular y hermoso, donde se vive la tranquilidad del campo, es un pequeños paraíso. Es por eso que nos gustaría destacar y apreciar una vez más, el esfuerzo que hizo la dueña de la propiedad, la señora Silvia Fernández-Stein por haber rescatada esta casona hecha de adobe, la cual estaba deshabitada hace muchos años. Rescató con ese proyecto algo de la cultura local y rural, es decir: la arquitectura típica manifestada. El volumen fue restaurado a su forma original y transformado a un pequeño residencial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El precioso lugar, que vale la pena conocerlo, cuenta mas encima con un pequeño museo, llamado Eco-Museo en donde se encuentra mucha información sobre la historia de la flora y fauna en Chile y la cultura del pueblo de Cobquecura. Además, la casona cuenta con una sala de cultura, apta para charlas, obras de teatro, exposiciones etc. Fue en esta sala donde nos presentamos para la gente del pueblo costero. En la radio tuvimos la oportunidad de anunciar la obra y logramos a llenar la sala. Fue una buena experiencia y muy bien recibida y así contribuimos con nuestro deber a la casona de manifestarse como núcleo principal de las artes y la cultura dentro Cobquecura. Dos días mas tarde, siendo el lunes 18 de Abril, nos presentamos la versión educativa de la obra en el gimnasio municipal para casi todos los alumnos de las escuelas del pueblo. Ahí introdujimos el abrazo para la paz del mundo en la obra, lo cual va a ser parte de la rutina educacional, para pedir mas atención al respeto y la tolerancia. Los profesores nos felicitaron por nuestro trabajo y muy feliz nos fuimos hacia la casona, donde estuvimos mas que una semana y lo pasamos muy bien. ¡Gracias de nuevo a la señora Siliva Fernández-Stein!

El fin de semana de Chanco

Posted on Actualizado enn

Fue una etapa muy corta entre Pahuil y Chanco, solamente unos quince kilómetros. El día del viaje era espectacular, ya que después de la poca lluvia que cayó el día miércoles, el aire estaba muy despejado el viernes. Soleado, un cielo de un color azul intenso y sin viento, es decir: eran excelentes condiciones para pedalear. Nos despedimos del pueblo de Pahuil, de nuestra anfitriona Chilota: la señora Georgina y la vecina la señora Fresia. Salimos del pueblo y cuando llegamos de nuevo a la ruta, miramos hacia los campos y sus bosques del color verde oscuro al fondo. Una hermosura y nos dio un gran sentimiento de felicidad por poder ver algo tan lindo y sereno. Nos pasó una carreta con dos bueyes por el lado del camino. El caballero con una chupalla puesta y un palo delgado en la mano nos saludó y nos deseó un buen viaje. Estamos llegando al sur, a un otro mundo, que tiene una energía muy pura, donde la gente del campo todavía vive según las estaciones. Los campos con sus colores de otoño, las vacas pastando, las carretas artesanales hechas de madera y mimbre, hombres trabajando en el alfalfa y las mujeres en las frutillas. Aquí no se ve el mundo acelerado, aquí manda la madre naturaleza aún.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasamos por la laguna de Reloca, que en este tiempo está seco pero durante el invierno se llena de nuevo. No obstante, no hay abundancia de agua como en los viejos tiempos. Un Tiuque nos saludó desde el aire, un cernícalo (tipo halcón) pasó cerca de la ruta y se veía una cantidad de especies de aves pequeños en los arbustos al lado del camino. Pudimos disfrutar tan intenso ese tramo corto y relativamente plano. Hablamos, gritamos de felicidad y después de una hora y media, llegamos ya a nuestro destino Chanco, en donde la gente del departamento de la municipalidad ya nos estaban esperando. Nos ofrecieron una estadía al camping de Conaf de la reserva Nacional Federico Albert. Un parque bastante grande fundado por el biólogo Alemán Federico Albert  Taupp en los años ’20 del siglo pasado para evitar que la dunas avanzaban hacia el interior del país. Así, a través de la plantación de los árboles, se generó una franja verde de protección para que la tierra afuera de la orilla del mar mantenía su fertilidad para ser apto para la agricultura. El bosque y el camping es un excelente lugar para pasar tiempo en la naturaleza. Es hermoso y tiene varias rutas para caminar. La avenida de gigantes te lleva después de unos tres kilómetros a la playa El monolito, en donde, encima de las dunas, existe un pequeño recorrido a través de un deck de madera, conectando varios puntos miradores para mirar hacia el mar y el parque.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Circo Marionetas se presentó dos veces, el sábado en la tarde y el domingo cerca medio día en la plaza y así cumplimos con nuestra misión para entregar arte y cultura. Queremos agradecer una vez mas la Ilustre Municipalidad de Chanco por habernos recibidos, tal como CONAF por poder haber disfrutado el hermoso camping dentro de la Reserva Nacional. Gracias Chanco!!

 

Las misteriosas tierras de Pahuil

Posted on Actualizado enn

Aquí en Pahuil la Caravana cumplió una semana de estadía. Llegamos el viernes 01 de Abril y partimos el día 08. No pensamos que nos íbamos a quedar tanto tiempo, no obstante, el universo prácticamente nos obligó. Pasamos la primera llovizna de Otoño y nos sanamos de nuestras lesiones. Sin embargo, no pasamos mal, al contrario. En el fondo fue una necesidad, por algo pasan las cosas, dicen. Así tuvimos tiempo, entre otros, para conversar con la gente del pueblo y hacer la mantención de nuestros vehiculos. Tuvimos un accidente en el camino saliendo de Constitución, en lo cual Rodrigo se lesionó bastante feo a los codos pero gracias a Dios no hubo fracturas. Ademas, el carro y su bicicleta quedaban en pana. Por suerte fue posible arreglar el daño que causó el golpe y por eso pudimos seguir viaje. Después del accidente rescatamos un pequeño ave rapaz, un Tiuque, que había quedado atrapado en un hilo de pesca. Al final del día llegamos al tranquilo pueblo de Pahuil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La gente de este lugar ha sido muy generosa con nosotros. Pudimos presentarnos dos veces en la sede de la junta de vecinos. Agradecemos la confianza de la señora Clotilde Salazar por haber prestada la sede para las dos presentaciones. Ademas, tuvimos la oportunidad de presentarnos en la escuela rural de Pahuil, en donde casi cien niños vieron la obra, la cual les agradó muchísimo. Se veía solamente sonrisas. Hablamos de la paz en el mundo, del bulling, de los abrazos, la basura y el respeto. Nos despidieron con un gran aplauso y para nosotros fue un honor habernos podido presentado.
Tambien queremos agradecer intensamente la señora Georgina para abrir las puertas de su casa, las comidas y las grandes conversaciones que tuvimos. No pudimos pedir una mejor anfitriona, muchas gracias!!

Chau Pahuil, gracias por todo, gracias por las buenas presentaciones, por las experiencias misteriosas y la hospitalidad. Nos vemos el próximo año, cuando queremos hacer esa misma gira pero en camioneta, adiós!